Láser Q-Switched

 

 

El laser Q – Switched Nd: YAG actua directamente sobre las celulas encargadas de producir pigmento, por lo tanto es un excelente tratameinto para combinar con los tratamientos con laser fraccionado que nos ayuda mecánicamente a sacar el pigmento de las capas profundas de la piel.

 

Al reaccionar con el pigmento, el laser Q – Switched Nd: YAG lo vuelve una excelente opción para la eliminación de tatuajes, ya que tiene la capacidad de fragmentar los distintos tonos de pigmento utilizados, tanto claros como oscuros.
 

Las molestias durante el tratamiento son mínimas, cuando el pigmento es muy intenso se aplica anestésico en crema durante 30 minutos, y el tratamiento en si tiene una duraciones 5 a 30 minutos, dependiendo de la condición a tratar.

La recuperación es muy sencilla, solo se puede observar un aparente aumento en el pigmento los primeros dos días, se puede presentar una ligera inflamación  y aumento de la cesibilidad de la piel que puede durar hasta 5 días. Sin embargo ninguno de estos le impide continuar con sus actividades diarias.

 

Tratamiento sumamente confortable, mínimo tiempo de recuperación, resultados óptimos y rápidos, seguro para cualquier foto tipo de piel.