Acné

Es una inflamación crónica de la unidad pilosebácea producida por la retención de sebo.

 

Afecta principalmente a los adolescentes con pieles seborreicas predominando más en cara, espalda y tórax. Su aparición se relaciona con herencia familiar, hormonas (pubertad), factores alimenticios entre otros.

 

La nueva tecnología de luz pulsada ayuda a eliminar las bacterias causantes del acné, cerrar poro y mejorar las manchas residuales de color café o rojo y prevenir la aparición de brotes nuevos.

 

Se requiere de 6 a 12 sesiones, las primeras 2 con una separación de 15 días y posteriormente 1 cada mes.